El sinvergüenza

Es cierto que actué con valentía, descaro, desenfreno… y lo confieso, solo me culpo a mí misma.  Yo sabía con qué clase de hombre estaba tratando, yo sabía que Gawain Lammergeier era un bribón y un ladrón.  Sin embargo, cuando planeé seducirlo y reclamar lo que era legítimamente mío, nunca imaginé que me rendiría a los encantos de ese sinvergüenza imprudente de cabello dorado.

No se equivoquen, tomé lo que vine a buscar: la reliquia sagrada robada a mi padre que puede restaurar la fortuna de mi fortaleza.  Entonces debería haberme contentado con volver a casa con mi premio.  Ay, dejo que el deseo me gobierne.  Porque me he atrevido a tentar a Gawain, a vencerme, a embrujarme e incluso a llevarme a la cama, en la búsqueda de mi tesoro.
—Dama Evangeline de Inverfyre

¡Próximamente! Se publicará en noviembre
Los pedidos adelantados están disponibles en algunas plataformas.